Los jubilados reciben rentas tanto públicas como privadas, lo que puede llevarnos a dudar de si tienen que presentar la declaración o no.

Todos los ciudadanos que perciban rentas sujetas a IRPF deben hacer cuentas con Hacienda, la Ley establece en 22.000 euros el mínimo exento para declarar, 12.000 en el caso de tener más de un pagador y más de 1.500 euros del segundo y siguientes.

En el caso de los jubilados encontramos algunas excepciones:

Las prestaciones públicas extraordinarias y pensiones por actos de terrorismo están exentas de presentarla.

Pensiones a favor de quienes sufrieron lesiones o mutilaciones a causa de la Guerra Civil.

Todas las ayudas por afectados de VIH.

Pensiones por orfandad.

Anualidades por alimentos percibidos de los padres en virtud de decisión judicial.

Pensiones por incapacidad.

alt

Fuente: Bolsa manía www.bolsamanía.com

 

ASESORIA CONTABILIDAD

DECLARACION DE LA RENTA

REGISTRO MARCA

LICENCIAS DE APERTURA

DOMICILIACION DE EMPRESAS