Normal 0 21 false false false ES X-NONE X-NONE /* Style Definitions */ table.MsoNormalTable {mso-style-name:"Tabla normal"; mso-tstyle-rowband-size:0; mso-tstyle-colband-size:0; mso-style-noshow:yes; mso-style-priority:99; mso-style-parent:""; mso-padding-alt:0cm 5.4pt 0cm 5.4pt; mso-para-margin-top:0cm; mso-para-margin-right:0cm; mso-para-margin-bottom:8.0pt; mso-para-margin-left:0cm; line-height:107%; mso-pagination:widow-orphan; font-size:11.0pt; font-family:"Calibri",sans-serif; mso-ascii-font-family:Calibri; mso-ascii-theme-font:minor-latin; mso-hansi-font-family:Calibri; mso-hansi-theme-font:minor-latin; mso-bidi-font-family:"Times New Roman"; mso-bidi-theme-font:minor-bidi; mso-fareast-language:EN-US;}

Es muy importante no cometer fallos a la hora de hacer la declaración de la Renta, ya que para la Agencia Tributaria los errores son responsabilidad del contribuyente y puede conllevar a algún tipo de sanción.

El error más habitual que suele cometerse es no calcular el impuesto de la Renta por parte de los contribuyentes con ingresos inferiores a 22000 euros anuales, que no están obligados a presentar la declaración pero es preciso que revisen el borrador ya que si ha tenido un pagador y le han aplicado retenciones altas en la nómina puede que el resultado le salga a devolver.

Otro error habitual al hacer la declaración de la Renta es el posible cambio en las circunstancias personales, tales como casarse, tener hijos o divorciarse. Estas situaciones no son tenidas en cuenta por la Agencia Tributaria, y es el contribuyente el que tiene que hacer estos cambios en la presentación de la declaración de la Renta.

Fuente: Abc.es

ASESORIA CONTABILIDAD

DECLARACION DE LA RENTA

REGISTRO MARCA

LICENCIAS DE APERTURA

DOMICILIACION DE EMPRESAS