Si ya has leído nuestros artículos anteriores, seguro supones la respuesta. Queremos dejar claro que esta vez, en principio no hay una correcta. No te vamos a decir de buenas a primeras que lo mejor es que te des de alta como autonomo porque escribir es una labor que se hace en soledad y por cuenta propia. A pesar de que darse de alta como autonomo, suele ser una apuesta arriesgada pero beneficiosa, sobre todo con las personas que realmente cumplen el perfil, no necesariamente es lo más recomendable para todos los escritores. Dicho de otra manera, si eres escritor, estudia tu caso, documéntate, incluso, busca asesoría alta autonomo y entonces toma una decisión. Nosotros con en estas líneas pretendemos aclarar algunos aspectos y hacer nuestras sugerencias, pero el tema es complejo y cada caso puede ser particular. No obstante, creemos que, si tienes la intención de darte de alta como autonomo, después de leer nuestro artículo, estarás más cerca de tomar una decisión, ojalá la mejor. Si bien, nuestros artículos anteriores podrían definirnos como pro-alta autónomos, sabemos que no aplica para todos los casos y también sabemos que es una decisión importante. La buena noticia es que, si te das de alta como autonomo y te arrepientes, puedes darte de baja luego; incluso, puedes volver a darte de alta como autonomo otra vez y darte de baja si lo ameritas, tantas veces sea necesario. La única consecuencia de todo esto es que no podrás optar por ciertas bonificaciones que forman parte del plan alta autonomo

Basta de introducciones, a continuación, plantearemos una serie de interrogantes y las respuestas de las mismas te permitirán saber qué tanto te conviene darte de alta como autonomo si eres escritor o dejar para después la gestion alta como autonomo. Sin embargo, reiteramos nuestro consejo, si después de leernos aún tienes dudas, buscar una asesoría alta autonomo personalizada es la mejor opción.

 

  • ¿Estoy a punto de publicar mi primer libro, debo darme de alta como autonomo? ¿Qué me exige la ley?

Precisamente allí radica la complejidad del asunto, ni siquiera los estatutos legales clarifican este tema en su totalidad, ahora bien, las leyes varían de acuerdo a cada país, lo que diremos a continuación aplica a territorio español. No quiere decir esto que, si escribes, pero no naciste o vives en España, te servirá de poco este artículo y quedarás con las mismas dudas en cuanto a darte de alta como autonomo; pero todo lo que vamos a decir pueda aplicarse al pie de la letra, a pesar de que la escritura es un asunto universal, que transciende raza, credo, religión y cultura, ya que da cuenta de la esencia misma del ser humano, de lo que lo hace único y particular (claro está, nos referimos a la buena literatura).  Retomando el tema, la duda de darse de alta como autonomo surge cuando las editoriales nos piden que emitamos una factura para el pago de nuestras regalías (pareciera que lo hicieran a propósito, pensará más de uno), entonces los escritores suelen hacer lo siguiente: consultar con su gestor o ir a la Agencia Tributaria o la Seguridad Social en búsquedas de respuestas. Y las respuestas llegarán, pero, aun así, es posible que más de una duda quede latente. ¿Cuál es nuestra recomendación? En primer lugar, que antes de darse de alta como autonomos, terminen de leer este artículo y, luego, si la situación todavía no está clara, buscar a un experto: alguien apto para brindar una asesoría alta autonomos de calidad.

 

  • ¿Quiénes están obligados a darse de alta como autonomos?

Aquellos trabajadores independientes cuyas labores habituales por cuenta propia le dan sustento o suponen la mayor parte de sus ingresos.  En este sentido, surgen al menos un par de conclusiones a tomar en cuenta si consideras darte de alta como autonomo. ¿Vas a dedicarle todo tu tiempo o la mayor parte de tu tiempo a la escritura? ¿Pretendes generar tus ingresos haciendo exclusivamente o casi exclusivamente esta actividad? Si la respuesta es sí, entonces darte de alta como autonomo, en primera instancia parece la decisión a tomar.

A continuación, citaremos la información exacta que les compete a aquellos que han decidido darse de alta como autonomos:

 

“Uno. A los efectos de este régimen especial, se entenderá como trabajador por cuenta propia o autónomo aquel que realiza de forma habitual, personal y directa una actividad económica a título lucrativo sin sujeción por ella a contrato de trabajo y aunque utilice el servicio remunerado de otras personas”.

Dos. “La habitualidad para los trabajadores que se ocupen en trabajos de temporada quedará referida a la duración normal de ésta”.

Tres. “Se presumirá, salvo prueba en contrario, que en el interesado concurre la condición de trabajador por cuenta propia o autónomo, a efectos de este Régimen Especial, si el mismo ostenta la titularidad de un establecimiento abierto al público como propietario, arrendatario, usufructuario u otro concepto análogo.”

Ahora bien, si tienes dudas con el término habitual, no creas que eres el único. Hay muchos escritores que antes de darse de alta como autonomos, tienen la misma inquietud. Incluso los expertos se han atrevido a afirmar que existe un “limbo legal” en este sentido.

 

  • ¿Tienes que darte de alta como autonomo obligatoriamente, tu actividad es “legalmente habitual”?

Aquí hay tener mucho cuidado, si te vas a dar de alta como autonomo o si decides no darte de alta como autonomo, es primordial que sepas lo siguiente: existen sentencias judiciales que definen una actividad no “habitual” como aquella realizada por alguien cuyo sustento económico depende de una actividad distinta. Incluso, el Indicador Público de Renta de Efectos Múltiples (IPREM) establece un tope anual de 7.455,14 €.

Estas no son las únicas sentencias que existen, de hecho, antes de realizar tu gestión para darte de alta como autonomo, es conveniente que conozcas las demás, generalmente, más solidarias para con los escritores, estableciendo el límite mencionado en el salario mínimo interprofesional. Sin embargo, como se tratan de sentencias, no podemos argumentar que estos parámetros dan cuenta del término “habitual”. Por otro lado, no te alarmes si eres escritor y no te has dado de alta como autonomo, para que te sancionen tendrías que ser denunciado primero por algún inspector y luego perder el juicio. Los inspectores no suelen hacer este tipo de denuncias, para nadie es un secreto que escribir puede ser una actividad poco lucrativa. ¿Aún no sabes si darte de alta como autonomo? No importa, tenemos más información. Sabemos que realizar la gestion alta autonomos no se trata de una decisión más.

  • ¿Qué significa ser un escritor profesional?

No pretendemos herir sensibilidades, ni cuestionar la profesionalidad de tu trabajo como escritor, pero si te quieras dar de alta como autonomo debes saber que existen criterios que determinan o que intentan determinar, si un escritor es profesional o no. Lo cierto es que, como puedes ver, tomar la decisión de darse de alta como autonomo te puede generar más inquietudes que ciertos temas literarios.

 

  • ¿Quién es escritor profesional según el Régimen Especial de Trabajadores Autónomos?

Aquellos escritores cuyos libros sean publicados por cuenta ajena; he aquí una curiosidad: Si te quieres dar de alta como autonomo, es decir, trabajar por tu cuenta “como la ley manda”, es necesario que no publiques por tu cuenta. No estamos cuestionando el sentido de esta premisa, solo es un dato curioso que, con toda seguridad, no ocurre en muchas profesiones. Pero esto no queda aquí, si te vas a dar de alta como autonomo porque eres escritor, debes conocer otros tres criterios que en teoría te hacen “profesional”.

 

  • ¿Qué criterios me dan la legalidad como escritor profesional?

Como decíamos, este punto es importante a la hora de decidir si darse de alta como autonomo o no hacerlo. En primer lugar, legalmente eres escritor profesional si has publicado cinco libros distintos (por cuenta ajena, por supuesto) en ediciones comerciales españolas. Además, debes haber obtenido beneficios de carácter económico por la venta de tus libros de 900 euros en adelante. Y, por último, el tiraje de cada libro debe alcanzar, al menos, los 500 ejemplares, si se trata de poesía, y los 2000 ejemplares, si la obra pertenece a cualquier otro género. ¿Cumples con estos criterios? Entonces debes estar cada vez más cerca de tomar la decisión de darte de alta como autonomo. Si no los cumples, no descartes la opción de darte de alta como autonomo, sin leer lo que viene continuación.

Decimos que no tomes una decisión apresurada en cuanto a darte de alta como autonomo, no solo porque nos parece que darse de alta como autonomo es un asunto serio, también por lo complejo que puede convertirse el tema de la escritura. Por más que nos documentemos o tengamos a nuestra disposición un experto o una asesoria alta autonomos de calidad, la incertidumbre puede no desaparecer por completo, debido a las lagunas legales que podemos encontrar o debido a las diferentes interpretaciones que pueden surgir a partir de lo establecido por la ley. De hecho, la profesión de escritor es la única que nos hace preguntarnos siempre si darse de alta como autonomos es una ventaja o no. No obstante, tenemos una serie de consejos que serán de utilidad si eres escritor y en lugar de enfrentar el dilema de “ser o no ser”, tienes la disyuntiva de “darse de alta como autonomo o no”.

 

  • Voy a publicar mi primer libro, pero nadie me conoce, ¿debo darme de alta como autonomo?

Nuestra respuesta será contundente: No, no debes darte de alta como autonomo si eres un desconocido y vas a publicar por primera vez. La razón es sencilla: no puedes asumir una cuota de 300 euros al mes, si no tienes garantía de que tus libros sean rentables. No importa el talento que tengas, lo mucho que creas en ti o lo buena que sea tu obra. Si el éxito no está asegurado no te des de alta como autonomo en tu primera publicación. Si ya lo hiciste, puedes darte de baja si lo deseas, claro está, puedes buscar asesoría y determinar si darte de alta como autonomo es lo mejor en el presente.

Además, no hay prisa, recuerda que no es común que un fiscal te denuncie y tengas que dar cuentas ante la ley por no haberte dado de alta como autonomo. En el peor de los casos, esa situación te vendría bien para escribir, ¿o no?

 

  • Soy escritor, ¿en qué circunstancias me conviene darme de alta como autonomo?

Esta pregunta la hemos estado respondiendo a cuenta gotas, pero para que te des de alta como autonomo de manera “correcta”, hemos elegido ciertos escenarios. Después de todo quizá no necesites una asesoría extra para darte o no de alta como autonomo

Si vas a generar mucho dinero con la venta de tus libros, puedes darte de alta como autonomo sin preocupaciones. ¿Qué es mucho dinero? Depende de ti, saca tus cuentas. Revisa el plan que te gustaría elegir si finalmente optas por darte de alta como autonomo y si es rentable, no esperes más. ¿Necesitas que seamos más específicos? Si puedes ganar alrededor de 15.000 euros anuales, date de alta como autonomo cuanto antes.

Algunos escritores ofrecen sus servicios como “escritores fantasmas”, asesorías relacionadas a su área o correcciones de estilo, entre otras… Si vas a ofrecer un servicio similar y además vendes libros, puede ser lo más conveniente que te des de alta como autonomo, ya que tendrás que emitir una factura. Si la suma de esas dos actividades no te genera suficientes ingresos y no quieres darte de alta como autónomo, puedes emitir factura sin tener que darte de alta como autonomo.  Para ello debes inscribirte en el IAE (impuesto de actividades económicas). El monto a pagar corresponde únicamente a los necesarios para realizar la gestión, no hay cuotas fijas ni tarifas extras a pagar. En resumen: la emisión de factura no es motivo suficiente para que te des de alta como autonomo.

Otro motivo para darte de alta como autonomo podría ser si vas a vender por tu cuenta libros electrónicos o tienes una tienda online. En este sentido reiteramos, que debes tomar en cuenta la cantidad de dinero que puedes generar al mes. Si rebasa los 1000 euros deberías hacer tu gestion de alta autonomos presencial o darte de alta como autonomo de forma presencial.

Si la información dada es suficiente y no ameritas de una asesoría extra para saber si te darás de alta como autonomo o no, estaremos más que satisfechos con haberte ayudado. De no haber cumplido con ese objetivo, esperamos haberte sacado de algunas dudas. Sabemos que darse de alta como autonomos en caso de ser escritor no siempre es una decisión sencilla.