Gestoria eMadrid Telf. 914458632 Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo. C/General Alvarez de Castro, 41 Madrid 28010

Gestoria alta autonomo

 

Cómo darse de alta como autónomo en Madrid

 

Una de los muchos cambios que ha traído consigo el nuevo milenio además de las guerras del medio oriente, los desastres naturales, las epidemias y el auge los movimientos ecologistas y feministas, ha sido el trabajo a distancia. Hace cuarenta años era casi inconcebible que pudieras trabajar en cómodas cafeterías, cuartos de hoteles y estudios en casa en aquello que te más te gustaba, por el tiempo que quisieras, y en el horario que más te conviniese.

Sin embargo, el internet y las redes sociales que tanto proliferan en esta época han hecho posible que no solo que trabajemos de esta forma, lejos de las viejas y aburridas oficinas de antaño, sino que también nos demos de alta como autónomos o freelancers.

¿Qué es un autónomo?

Un autónomo o freelancer (como habitualmente se designa en inglés) es un trabajador que puede tener un trabajo estable y necesita algunos ingresos extra para mantener su estilo de vida o puede tratarse de alguien desempleado que necesita dinero para sobrevivir al día a día.

¿A qué se dedica un autónomo? ¿Cómo se clasifica?

La lista de actividades que puede hacer un autónomo es enorme.  Existen autónomos que:

  • Publican contenidos propios en las redes sociales (como Instagram, Facebook, Twitter. Pintarest, etc).
  • Publican videos, logos e ilustraciones bajo encargo en las redes sociales.
  • Hacen marketing digital para promocionar nuevos productos en la web.
  • Diseñan páginas webs y videojuegos por contrato.
  • Crean productos artesanales (que pueden ser alimentos, productos de limpieza, manualidades, etc) que venden a través de las redes sociales.
  • Realizan investigaciones por encargo a través de varias plataformas de freelancers.
  • Dan asesorías y hacen correcciones metodológicas para trabajos de investigación (que pueden ser tesis, artículos científicos, artículos para Wikipedia, investigaciones de mercado, etc) por encargo.
  • Imparten cursos, talleres y conferencias a distancia en plataformas educativas, youtube, etc.

Y la lista sigue y sigue. El trabajo freelancers también puede clasificarse en trabajo calificado realizado por personas con formación universitaria y trabajo amateur realizado por personas sin títulos universitarios que pueden ser estudiantes, amas de casa, influencers, etc.

El trabajo de los autónomos también puede dividirse en anónimos, (cuando el cliente se queda con los derechos del contenido y no reconoce la labor realizada por el autónomo) y en reconocidos (cuando el cliente decide reconocer los créditos al autónomo por el contenido que ha creado). En cualquier caso, ya sea que tú trabajo como autónomo sea reconocido o no, casi nunca te van a pagar mucho. Lo que nos lleva a la siguiente gran interrogante…

¿Cuánto gana un autónomo?

Esta es probablemente la pregunta más difícil de responder porque hay muchas variables involucradas en el trabajo autónomo. Dependiendo del proyecto que le asignen un autónomo puede ganar desde un euro/dólar por la creación de un artículo de mil palabras hasta cincuenta o más. La gran disparidad en el monto del  pago  se debe al tipo de artículo (si es SEO, si es académico o si es para wikipedia), al país del contratante y/o cliente y del autónomo (para nadie es un secreto que a los trabajadores de los países del tercer mundo se les paga menos que los países del primer mundo) y a si es un trabajo urgente o no.

En revistas de ciencia ficción norteamericanas como Analog se pagan entre 0, 08 y 0,10 centavos de dólar por palabra por artículos en ingles sobre tecnología de 4000 palabras (lo que se equivale a entre 320 y 400 dólares). La revista Clarkesworld, por su parte, paga 0, 10 centavos de dólar por palabra por artículos y ensayos en inglés de hasta 2500 palabras (lo que se equivale a entre 320 y 400 dólares) sobre ciencia ficción y el mercado editorial actual. Y revistas como Asimoc Magazine, pagan un dólar por cada línea de poesía siendo el límite máximo 40 líneas (lo que equivale a 40 dólares).

Las tres revistan también publican relatos de ciencia ficción en inglés entre 0, 08 y 0,10 centavos de una extensión que varía entre las 1000 y las 22000 palabras (lo que equivale a entre 80 a 1760 dólares si pagan a 0,08 y a entre 100 y 2200 si te pagan 0, 10 por palabra).  Obviamente, la limitante con estas revistas es que solo puedes enviar un relato, artículo, o poesía a la vez en sus plataformas y tienes que esperar entre tres y seis meses por una respuesta.

En España una de las pocas revistas que paga a los escritores autónomos por sus relatos es Windumanoth, bajo dos modalidades: autores invitados (famosos en el mundo anglosajón y europeo) y nuevos autores. Los nuevos autores pueden enviar sus relatos en las convocatorias que abre la revista cada cierto tiempo. El pago por relato es bajo negociación, por lo que no hay una tarifa fija.

Un segundo aspecto a tomar en cuenta en el pago, tiene que ver con la suscripción de los autónomos a páginas freelancers, ya que la gran mayoría estas retienen entre un 15% y un 20% de las ganancias a los autónomos por actuar como mediadores entre ellos y sus clientes, siendo una las pocas excepciones es Malt (situada en España), que cobra dicha tarifa directamente a los clientes que se suscriben a su plataforma, brinda servicios de asesoría a los autónomos y les que paga de acuerdo con las regulaciones de España (lo cual es una ventaja porque no eres subpagado por ser extranjero).

Tampoco podemos dejar de lado la competencia, ya que entre más personas se postulen para que le asignen un proyecto en las páginas freelancers, más se ve obligado el autónomo a rebajar sus tarifas para ganarle a competencia. Una de las plataformas más despiadadas en este sentido es freelancers, en la que puedes encontrar hasta cien personas de distintas nacionalidades postulándose por un mismo proyecto (lo que conlleva a que muchos clientes cancelen el proyecto al sentirse abrumados por la cantidad de postulantes).

Otro aspecto a tomar en cuenta tiene que ver con la experiencia. Poca experiencia en el mercado de trabajo freelancers suele significar casi siempre pagos mínimos, salvo que se trate de un trabajo muy especializado (análisis estadísticos, redacción de artículos científicos, etc.) que se necesite con urgencia y no existan muchos candidatos calificados compitiendo por el trabajo (en el caso de que se gestione la búsqueda de clientes por paginas freelancers y no directamente a través de las redes sociales o en plataformas de revistas especializadas).

Tampoco podemos dejar de lado la desinformación que existe sobre el trabajo de los autónomos. Esta desinformación afecta la percepción del valor del propio trabajo del autónomo con relación al mercado lo que contribuye con la explotación de aquellos autónomos que trabajan en países del tercer mundo.

Y no podemos olvidarnos de los impuestos que varían dependiendo del país de origen del autónomo. Lo que  nos lleva al siguiente punto.

¿Los autónomos debemos pagar impuestos?

Aunque a muchos autónomos puede parecerle que el trabajo que realizan es una suerte de salvaje oeste virtual donde todos compiten contra todos, y cada quien sigue las normas que le da la gana lo cierto es que debemos registrarnos en Hacienda y pagar I.A.E. (impuestos de actividad económica), tal y como lo haríamos en cualquier otro trabajo. La diferencia yace en que el trabajo de los autónomos tiene márgenes de ganancia mucho más variables que en un trabajo regular.

Los autónomos que trabajan en Madrid, por ejemplo, que desean registrarse o darse de alta como autónomos por primera vez tienen que obtener el certificado de firma digital para realizar sus trámites vía Internet. Para adquirir dicho certificado tienen que ir a la página web de Fábrica Nacional de Moneda y Timbre, introducir el número del Documento Nacional de Identidad (DNI), y esperar a que el sistema les asigne un código que tienen que anotar y recordar.

Una vez tengas ese código, tienes que pedir cita previa en las Oficinas de Hacienda más cercanas a tu domicilio, y acudir a tu cita el día que te asigne el sistema con el código facilitado por la fábrica nacional y tu DNI original. Una vez que hayas hecho eso, tendrás que volver a entrar en la web de la fábrica nacional de moneda y timbre y descargar el certificado en el mismo ordenador en el que pediste el código.

Después debes rellenar el modelo 036 o el modelo 037 para ser incluido en el censo de profesionales, empresarios y revendedores. En dichos modelos se incluyen el domicilio fiscal, los datos personales y la actividad comercial que vas a desarrollar. La principal diferencia entre los dos modelos es que el primero requiere de más datos y abarca una mayor cantidad de actividades comerciales a las que puede dedicarse un autónomo mientras que el segundo es más sintético, pero no registra todas actividades que puede realizar un autónomo. La gran mayoría suele preferir el modelo 037.

Las actividades a registrar en dichos modelos están agrupadas en tres tipos: artísticas, empresariales, y profesionales, (cada una con un código IAE especifico). La importancia de estos códigos yace en que es a partir de estos códigos que podrás saber cuál es la tarifa del I.A.E. (de acuerdo con un listado) que tendrás que pagar para desarrollar tu actividad comercial cada trimestre, que tendrás que tomar en cuenta a la hora de hacer tus facturas.

Y finalmente, debes solicitar que te incluyan en el régimen especial de trabajadores autónomos para que agreguen en el sistema de seguridad. Para lo cual tendrás un lapso máximo de 30 días luego de hayas entregado el modelo 036 o 037 en Hacienda.  Tanto la solicitud del modelo 036 o 037 como la inclusión en el régimen especial pueden hacerse online o de forma presencial.

También existen gestorías para darse de alta como autónomo en internet que se encargan hacer la mayor parte de los trámites burocráticos para sus clientes, ahorrándoles tiempo y muchos dolores de cabeza, por una firma mal hecha o un formulario mal rellenado.

 

Reflexiones finales

Existen muchas maneras de ver el trabajo autónomo. Para algunas personas el trabajo autónomo puede ser una fuente de libertad e independencia que les permite dedicarse a lo que quieren de la forma en que prefieren. Para otras personas el trabajo autónomo puede ser una forma de sobrevivir en el cada vez más competitivo mundo laboral mientras se busca ganar experiencia o se trata formar profesionalmente en un área determinada. Puede ser un complemento del salario e incluso una oportunidad para desarrollar habilidades artísticas y enviar mensajes a un público muy diverso.

¿Siempre será bien pagado?

No. Pero tampoco muchos trabajos de oficina o gubernamentales lo son y eso no hace que igualmente existan este tipo de trabajos, que ayudan a salir adelante a muchas personas.

 

Gestoria eMadrid Telf. 914458632 Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo. C/General Alvarez de Castro, 41 Madrid 28010

Form by ChronoForms - ChronoEngine.com

ASESORIA CONTABILIDAD

DECLARACION DE LA RENTA

REGISTRO MARCA

LICENCIAS DE APERTURA

DOMICILIACION DE EMPRESAS