Cuando una empresa piensa en nacer, en crecer o en expandir su negocio sabe que la financiación es una de la herramienta imprescindible que necesitará para hacerlo. La financiación para empresas ha cambiado mucho en los últimos años. Según datos publicados para por las principales encuestas de los bancos centrales, se espera que la

financiación siga creciendo. Si estas previsiones se cumplen, cada vez mejorará más el acceso al crédito para las grandes y pequeñas empresas y los autónomos que se financiarán a un precio más bajo que en otros países europeos.

Para poder conseguir financiación se debe tener en cuenta una serie de criterios que hay que cumplir como que la empresa tiene que estar registrada en España, se debe entregar la financiación financiera necesaria del negocio (declaraciones de IVA, impuesto de sociedades...), en algunas ocasiones se exige tener una antigüedad mínima (esta depende de cada entidad y puede ser desde meses hasta años), el presupuesto de la inversión que queremos hacer, garantías, disponer de un plan de negocio y tener unos ingresos mínimos cada año. 

El 2016 fue el año en la que la financiación bancaria se reactivó ligeramente. También, fue el año en el que consolidó la financiación alternativa, la más usada fue el crowdleding.  Entre los tipos de financiación tradicionales podemos encontrar:

- El Instituto de Crédito Oficial (ICO): Las Líneas del Instituto de Crédito Oficial destacan por su gran capilaridad. En los últimos cinco años, 900.000 empresas han recibido financiación por importe de 61.485 millones de euros. El ICO es actualmente la institución de referencia en la concesión de préstamos a pymes. Durante los últimos cinco años, el organismo ha concedido 61.485 millones de euros a 898.100 empresas a través de sus líneas de financiación, y ha facilitado 11.885 millones de euros a 144.450 empresas para la salida al exterior.  Por regiones, las Comunidades Autónomas más activas en préstamos ICO fueron Cataluña, la Comunidad Valenciana y Andalucía.

- Los prestamos participativos: Financiación sin deuda ni socios para empresas con beneficios. Es decir, el préstamo participativo es un préstamo abierto, en el que el tipo de interés se condiciona a la evolución de la empresa y no tiene porqué ser positivo (si la empresa no obtiene beneficios puede ser cero). Está regulado en España por el RDL 7/1996    y normalmente lo conceden Entidades de capital riesgo, Family Offices y algunas fórmulas específicas de financiación a empresas de base tecnológica.

- Financiación bancaria

-Líneas ENISA: son tres líneas de financiación que, mediante préstamos participativos, el Estado ofrece a las PYMES y jóvenes emprendedores con una línea específica para PYMES de base tecnológica. El Ministerio de Industria, Energía y Turismo ha destinado a este fin 98,3 millones de euros y se estima que se dará cobertura, a través de las líneas que gestiona ENISA, a unos 900 proyectos empresariales, induciendo una inversión de 700 millones de euros.

- Capital de riesgo: la financiación en capital mediante inversores profesionales y experimentados ofrece las mejores rentabilidades para empresas e inversores. Este tipo de financiación es un verdadero trampolín para las empresas. Para acceder a estos fondos de inversión, foro capital pymes es una plataforma que nos permite explicar la propuesta al mismo tiempo a varios de ellos en un escenario muy adecuado como La Bolsa de Barcelona o la de Madrid ofreciendo a la empresa la oportunidad de acceder directamente al Private Equity a unos costes realmente bajos y en un formato muy profesional y confidencial de una gran agilidad, pues una vez la empresa ha explicado su propuesta el trato ya es directo entre esta y los inversores

- Sociedades de garantía recíproca (SGR): son entidades financieras, reguladas por el Banco de España, sin ánimo de lucro y ámbito de actuación específico (por autonomías o sectores) cuyo objeto principal es procurar el acceso al crédito de las pequeñas y medianas empresas y mejorar sus condiciones de financiación, a través de la prestación de avales ante las entidades financieras. Puede obtener un aval de una SGR cualquier pequeña o mediana empresa que necesite financiación y que sea socio partícipe. Cada SGR define los criterios para ser Socio Participe de la misma. La forma más habitual es adquirir participaciones de la SGR equivalentes a un porcentaje del importe del aval de la SGR que se desembolsaría una vez se de por vencida la operación.

- Mercado Alternativo Bursátil (MAB): permite el acceso a los capitales públicos a empresas de dimensión, en ocasiones, no muy grande, y está permitiendo el crecimiento de éstas gracias a este acceso a los Capitales. En definitiva. Es una plataforma diseñada para que las pequeñas empresas con proyectos de expansión puedan beneficiarse de las ventajas del mercado: financiación, visibilidad, liquidez, valoración, etc.

Sin embargo, el mundo de las inversiones ha evolucionado mucho, y a día de hoy podemos encontrar muchos métodos alternativos como:

- Crowdfunding: también conocido como micromecenazgo, es un tipo de financiación en el que cualquier persona puede apoyar proyectos que les parezcan interesantes a cambio una compensación. Puedes decidir realizar la aportación que tu desees y en función de eso tu recompensa variará. La mayoría de las empresas que están en su fase inicial optan por utilizar este tipo de financiación. Es muy común en los negocios online.

- Crowdinvesting: tipología de financiación, los inversores compran una participación en un negocio, normalmente son pequeños importes que se invierten en una startup. El beneficio del inversor dependerá del éxito del negocio: el inversor normalmente participa en sus beneficios y su valor añadido, esperando obtener altos rendimientos pero también lleva el riesgo de una pérdida total. 

-Crowdlending: es una de las opciones más innovadoras del momento en financiación alternativa y a la que más recurren a las empresas. Este modelo se presenta como alternativa a los bancos y cada vez es más usado por los negocios españoles. En este caso, el inversor no compra una participación en la empresa sino que le da un préstamo. Si quieres ser prestatario tendrás que proveer a las plataformas de crowdlending de sus cuentas anuales y de un aval personal. Este tipo de financiación es una buena alternativa para PYMES que no tengan capital físico.

-Buisness Angels: se trata de un particular (ya sea persona física o jurídica) que aporta dinero, experiencia, contactos o una combinación de todos ellos a emprendedores con nuevas iniciativas empresariales, con nuevas ideas y proyectos que despiertan el interés de este inversor. Obviamente, el Business Angel invierte en proyectos que le resultan atractivos y que tienen un gran potencial de aportarle, en un medio plazo, una ganancia.

Los datos muestran que para PYMES los préstamos han aumentado en España un 10,03%. A pesar de todas estas opciones disponibles, están llegando a España algunas novedosas que se van imponiendo como las Plataformas Fintech son empresas que ponen en contacto a los pequeños inversores con los solicitantes de financiación a través de su web y que los acompañan, analizan, aconsejan, les ayudan a tomar sus decisiones de inversión y que se encarga de cobrar las cuotas al prestamista y de ingresarle al inversor los intereses y el principal de los préstamos en los que invierte. 

 

ASESORIA CONTABILIDAD

DECLARACION DE LA RENTA

REGISTRO MARCA

LICENCIAS DE APERTURA

DOMICILIACION DE EMPRESAS