Al hacer la declaración del IRPF si nos sale a devolver significa que a lo largo del año el importe que hemos pagado ha sido mayor a lo que deberíamos haber pagado, si esto ocurre, el contribuyente podrá solicitar la devolución a través del modelo (modelo 100.) Ésta devolución se efectúa mediante transferencia bancaria a la cuenta del titular.

La Administración dispone de 6 meses desde el último día de presentación de las declaraciones (30 de junio), en el caso de haberse presentado fuera de plazo, se contará desde el día en el que se presentó.

Si no se cumple con el período establecido, la Administración Tributaria deberá "aplicar la cantidad pendiente de devolución el interés de demora tributario desde el día siguiente al de la finalización de dicho plazo y hasta la fecha de ordenación del pago, sin necesidad de que el contribuyente lo reclame."

Si se aprecian errores en la declaración, la Administración puede "rectificar esa liquidación llevada a cabo por el contribuyente mediante la correspondiente liquidación provisional modificando la cuantía de la devolución solicitada o determinando su improcedencia."

Para evitar todo esto, existe la posibilidad de saber en qué estado se encuentra mi declaración entrando en la página de la Agencia Tributaria en el apartado "consulta devolución."

alt

 

Fuente: Agencia Tributaria www.agenciatributaria.es

 

 

ASESORIA CONTABILIDAD

DECLARACION DE LA RENTA

REGISTRO MARCA

LICENCIAS DE APERTURA

DOMICILIACION DE EMPRESAS