Hay infinitos tipos de seguros, de hogar, de accidentes... y algunos de ellos pueden desgravarse en la declaración de la renta pero... ¿Sabes cuáles son?

Seguro de hogar: Los seguros del hogar vinculados a las hipotecas se desgravan en el IRPF ya que se encuentran dentro de la deducción por adquisición de vivienda habitual, por lo que si la vivienda fue adquirida antes del 1 de enero de 2013 se podrá desgravar hasta el 15% sobre un máximo de 9040 euros.

Seguros de vida: Los Planes de Previsión Asegurados (PPA) desgravan, pero habrá que diferenciar si el tomador y el beneficiario son la misma persona, si lo son, habrá que señalarlo en el IRPF.

Con la reforma fiscal de 2015 se pueden deducir en la base imponible hasta 8000 euros y un máximo del 30% de la suma de los rendimientos netos del trabajo y las actividades económicas del individuo. Se elevó también a 2500 euros el límite de las aportaciones realizadas a los cónyuges que no obtengan rendimientos del trabajo o de actividades económicas, o que trabajen, pero que no superen los 8.000 euros.

Seguros de coche: Si eres autónomo y tienes un seguro que cubra un coche o camión, siempre que sea 100% utilizado para fines laborales, puede incluirse en el IRPF.

Seguros de salud: Para autónomos siempre que lo suscriba como alternativa al Régimen Especial de Trabajadores Autónomos, pudiendo deducir las primas hasta un máximo de 4500 euros.

alt

 

ASESORIA CONTABILIDAD

DECLARACION DE LA RENTA

REGISTRO MARCA

LICENCIAS DE APERTURA

DOMICILIACION DE EMPRESAS