El Índice de Precios al Consumo (IPC) termina el año en su nivel más alto desde agosto de 2013, esto ha sido a causa de el encarecimiento de la gasolina provocando así la mayor subida de la inflación interanual en siete años. Este diciembre el IPC subió un 0,6% respeto al mes anterior y elevó ocho décimas su tasa interanual.

 

Así lo ha anunciado esta mañana el Instituto Nacional de Estadística (INE), según su calculo preliminar. Según el INE esta subida de diciembre se debe principalmente por el encarecimiento de los carburantes, frente al descenso que registraron en el mismo mes el año pasado. De este modo, los precios terminan el año por encima del incremento salarial pactado por el convenio (1,08% hasta noviembre), de lo que subieron los sueldos de los empleados públicos este año (1%) y del aumento que experimentaron las pensiones (0,25%), con las consiguientes pérdidas de poder adquisitivo.

A pesar de esta pequeña subida, el indicador lleva ya 41 meses sin superar el 2%. Si finalmente el próximo 13 de enero el instituto confirma este dato se trataría del mejor cierre del año en cuatro ejercicios, después de la pequeña subida en 2013 (0,3%), caer en 2014 (1%) y mantenerse estable en 2015. El IPC interanual comenzó este año en tasas negativas, marcando en enero una tasa de -0,3%. A lo largo de los primeros ocho meses del año con tasas negativas, hasta la llegada del mes de septiembre que volvió a datos positivos (0,2%). A partir de ahi, en solo los cuatro meses siguientes el IPC ha crecido hasta 1,2 puntos, acabando el año más acorde con la evolución habitual de los precios en la economía española.

Por otro lado nos encontramos también con la variación anual del indicador adelantado del Indice de Precios de Consumo Amortizado (IPCA), utilizado para comparar los precios en relación a los demás países de Europa, que se ha situado en en diciembre en 1,4%. Si el INE confirma estos datos, la tasa anual de IPCA se elevaría con respeto al año anterior nueve décimas. 

Precisamente, el Consejo de Ministros aprobará hoy un Real Decreto para subir las pensiones tanto contributivas como no contributivas un 0,25% a partir del 1 de enero de 2017, el mínimo establecido en la ley. Anteriormente la evolución de las pensiones estaba vinculado a la inflación, pero si este dato de IPC se confirma, supondría una pérdida del poder adquisitivo para los pensionistas, la primera desde 2012.

 

 

Fuente: Cinco Días y El Economista

 

 

 

ASESORIA CONTABILIDAD

DECLARACION DE LA RENTA

REGISTRO MARCA

LICENCIAS DE APERTURA

DOMICILIACION DE EMPRESAS