La Agencia Tributaria define las personas con discapacidad como “contribuyentes que acrediten un grado de discapacidad igual o superior al 33%”. Por lo tanto, a efectos del IRPF, no se entiende como discapacidad el grado inferior al 33%.

 

alt

 

Para poder acreditar una discapacidad a efectos del IRPF:

 

  • Se necesita el certificado o resolución expedido por Instituto de Migraciones y Servicios Sociales (IMSERSO) o por el órgano competente de las Comunidades Autónomas.
  • Para certificar la necesidad de ayuda de terceras personas o la movilidad reducida deberá realizarse mediante el certificado o resolución expedido por los organismos citados.

 

 

Se considera acreditado un grado de discapacidad:

 

  • Igual o superior al 33%: a los pensionistas de la Seguridad Social que tengan reconocida una pensión de incapacidad permanente total, absoluta o gran invalidez y a los pensionistas de Clases Pasivas que tengan reconocida una pensión de jubilación o retiro por incapacidad permanente para el servicio o inutilidad.
  • Igual o superior al 65%:cuando se trate de discapacitados cuya incapacidad haya sido declarada judicialmente en el orden civil, aunque no alcancen dicho grado.

ASESORIA CONTABILIDAD

DECLARACION DE LA RENTA

REGISTRO MARCA

LICENCIAS DE APERTURA

DOMICILIACION DE EMPRESAS