Diversas asociaciones pertenecientes al sector alimenticio, como la asociación VSF Justicia Alimentaria Global han pedido al Gobierno mediante la campaña Dame Veneno, que el IVA se aplique en una cuantía mayor sobre los productos perjudiciales para la salud y, en cambio, este impuesto sea reducido o eliminado sobre la comida sana.

Para esta asociación, el IVA impacta sobre las decisiones en cuestiones alimentarias que toman las personas, ya que según sus datos, el 70% de la dieta de los españoles se basa en productos procesados porque hasta un 44% de los consumidores no pueden seguir una alimentación saludable debido a su elevado coste. El director de VSF, Javier Guzmán, opina que bajar el IVA de los productos más saludables y elevar el de los más perjudiciales podría hacer que la población cambie sus hábitos de consumo en beneficio propio.

Hay dos tipos de IVA diferentes en España sobre los alimentos: del 10% y del 4%. Este porcentaje último se aplica principalmente al pan, harina, leche, quesos, huevos, frutas, hortalizas o legumbres, entre otros. A diferencia de la mayoría de países europeos, en España no existe diferencia impositiva entre productos por su valor nutricional, y solamente esta distribución está diferenciada en si un producto es considerado básico o no.

Por tanto, Javier Guzmán aboga por el cambio de fiscalidad alimentaria en nuestro país y celebra que Cataluña vaya a aplicar un impuesto específico sobre las bebidas azucaradas y que el Gobierno central esté también esté considerando esta opción. Para Guzmán “no se trata de hacer un debate de Hacienda, sino sanitario”.

Además de esta petición, desde la asociación VSF proponen un control efectivo de la publicidad en cuestiones alimenticias y que se lleven a cabo etiquetados obligatorios en alimentos considerados insanos para advertir del prejuicio que éstos pueden provocar en nuestra salud.

Fuente: deia.com


ASESORIA CONTABILIDAD

DECLARACION DE LA RENTA

REGISTRO MARCA

LICENCIAS DE APERTURA

DOMICILIACION DE EMPRESAS