Telf. 91 445 86 32
Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.
C/ General Alvarez de Castro, 41 Madrid, 28010

 

Paraísos fiscales

¿Qué es un paraíso fiscal?

Un paraíso fiscal (o refugio fiscal) es un Estado, territorio o jurisdicción que posee una tributación muy baja o nula, la cual es favorable a los ciudadanos y a las empresas no residentes que se domicilien a efectos legales en él. Estos beneficios consisten principalmente en la exención total o parcial en el pago de impuestos.

Características de los paraísos fiscales:

  • Entre las principales características de los paraísos fiscales se encuentran las siguientes:
    Tributación nula o especialmente reducida. Los inversores que sean no residentes y que cumplan con unos determinados requisitos poseen la ventaja de evadir el pago, o hacerlo de forma muy reducida, del Impuesto de la Renta de las Personas Físicas (IRPF), el Impuesto de Sociedades (IS) o el Impuesto de la Renta de No Residentes (IRNR).
  • Normativa fiscal flexible.
  • Sistema Normativo Dual. En el territorio considerado paraíso fiscal conviven dos tipos de regímenes fiscales diferenciados: la normativa para inversores residentes, que están sujetos al pago de los impuestos y la normativa para inversores extranjeros, que poseen beneficios ficales y que no pueden realizar una actividad económica o de inversión dentro de su territorio.
  • Falta de intercambio de información tributaria. No existe efectividad a la hora de realizar un intercambio informativo con las autoridades fiscales extranjeras, y hay una ausencia de transparencia en las aplicaciones referentes a disposiciones de tipo legislativo, jurídico o administrativo.
  • Normativa muy estricta sobre el secreto bancario. Esta es el secreto profesional que poseen los bancos, el cual establece que, sin causa justificada, estos no pueden revelar datos referentes a sus clientes, que hayan obtenido a través de las relaciones jurídicas por las que se vinculan.
  • Opacidad en la información de los inversores. Los propietarios que establezcan su empresa o sociedad en un paraíso fiscal no tienen por qué aparecer en los Registros Públicos, sino que pueden tener a testaferros para representarlos.
  • Autopromoción del propio paraíso fiscal como centro financiero offshore.

Tipos de paraísos fiscales:

Existen tres categorías de paraísos fiscales:

  1. Paraísos fiscales primarios.
    Estos son aquellos territorios en los que la ubicación del capital financiero se volatiliza. Es el principal destino de las sociedades offshore que han conseguido derechos para adquirir beneficios de la propiedad intelectual corporativa, a través de transferencias de una empresa matriz.
  2. Semi paraísos fiscales.
    Estos son los territorios que producen bienes que serán distribuidos y vendidos fuera de sus límites geográficos. Poseen unas regulaciones con flexibilidad para incitar el desarrollo del empleo, con el uso de zonas de libre comercio.
  3. Paraísos fiscales conducto.
    Estos son territorios en los que se obtienen una serie de ingresos procedentes de la venta y distribución de productos, realizados fuera de sus fronteras. Los semi paraísos fiscales son los que les reembolsan el precio real del producto.

Del mismo modo, existe una clasificación de seis tipos de paraísos fiscales, realizada por André Beauchamp, uno de los principales tratadistas en materia del paraíso fiscal:

  1.  “Zero Havens”. Son los países en los que no hay imposición de rentas ni plusvalías de capital. Entre estos se encuentran jurisdicciones como Bahamas, Islas Caimán o Mónaco.
  2. Países en los que los beneficios fiscales se implantan dependiendo de la base territorial. Es decir, se eximen las operaciones que son realizadas fuera de la jurisdicción geográfica. Por ejemplo, países como Costa Rica, Filipinas, Venezuela o Panamá.
  3. Países con tipos bajos. Estos son los concebidos para las operaciones offshore o las operaciones elaboradas fuera del territorio por no residentes. Este es el caso de países como Suiza, Irlanda o las Antillas holandesas.
  4. Países con beneficios específicos para las sociedades offshore o las Sociedades Holding offshore. Un ejemplo de estos son países como Luxemburgo u Holanda.
  5. Países que brindan exenciones fiscales a las industrias constituidas para el desarrollo de la exportación. Es el caso de Irlanda.
  6. Países que ofrecen ventajas diferentes y/o especiales. Entre ellas, Barbados, Antigua o Jamaica.

Productos que ofrecen los paraísos fiscales:

Hay una serie de productos que puedes encontrar en un paraíso fiscal:

  • Residencia fiscal
    En la mayor parte de los países del mundo, la residencia es la clave que determina qué impuestos se deben pagar en cada caso. Los territorios que poseen una baja tributación tienen la capacidad de imponer impuestos bajos, no asignarlos sobre las ganancias de capital o no disponer del impuesto de sucesiones. Hay personas físicas que se mueven de residencia para obtener beneficios de tipo fiscal, los llamados exiliados fiscales, que no pueden regresar a su anterior país durante algunos días al año.
  • Localización de la empresa o sociedad
    Las personas jurídicas no pueden cambiar de residencia del modo en que lo hacen las personas físicas. Sin embargo, una nueva sociedad puede ser creada en cualquier país a su elección. Las empresas tienen la capacidad de constituir sociedades offshore subsidiarias en diversas jurisdicciones, lo cual les permite obtener ventajas de las leyes, reglas, tratados y Convenios de doble imposición en varios países, dentro del marco legal. Únicamente en casos excepcionales se podrá mover su sede corporativa formal.
  • Acciones al portador
    Las acciones al portador se caracterizan por proporcionar confidencialidad a los titulares de las mismas. Hay una gran cantidad de críticas hacia estas debido a su instrumentalización con el objetivo de realizar lavado de dinero o evasión de impuestos. Sin embargo, hay que tener en cuenta que estas acciones se encuentran disponibles en varios países de la OCDE o en estados como el de Wyoming, en Estados Unidos.
  • Titularidad de activos
    La titularidad de activos involucra el uso de sociedades offshore, así como la posibilidad de que un fideicomiso o trust sea propietario de una empresa. La empresa sociedad o trust se forma en el paraíso fiscal, y se gestiona y se reside desde otro país. El cometido es la conservación de impuestos, mediante elementos como la cartera de inversiones bajo gestión, empresas comerciales o activos físicos. Al realizar el cambio de propiedad de los activos, la sociedad offshore que no es residente fiscal del país que no es considerado un paraíso fiscal, se dejan de imponer activos en esa jurisdicción, por lo que se evita pagar una serie de impuestos. Con este fin, algunas personas trasladan su domicilio a una sociedad offshore o se establecen acciones de empresa en un fideicomiso, lo que hace que al fallecer este, los herederos no paguen el Impuesto de Sucesiones.
  • Actividades comerciales
    Existen una serie de empresas de seguros y reaseguros, así como empresas cuya actividad empresarial es realizada en internet, que no necesitan una ubicación geográfica específica. Entre estas se hace un uso de las sociedades o compañías offshore, que tienen el fin de la “refacturación”. Estas son sociedades subsidiarias ubicadas en el paraíso fiscal, y su existencia se basa en la evasión de presión fiscal. Así, al obtener beneficios, estas empresas no se vinculan al país con alta tributación. Por tanto, los precios de transferencia que deben pagar este tipo de empresas son menores en concepto de propiedad intelectual y tecnológica.
  • Intermediarios financieros
    En los paraísos fiscales se ofrecen productos como fondos de inversión, seguros de vida, banca o pensiones. Los fondos se establecen en la jurisdicción offshore, en la que el intermediario los gestiona, y se encarga de prestar o invertir el dinero.

¿Qué son las sociedades o empresas offshore?

Las sociedades offshore son sociedades mercantiles que tienen su sede establecida en un país o territorio extranjero, considerado generalmente un “paraíso fiscal”. Estas suelen ser fundadas por una persona no residente y creadas mediante abogados, asesorías o agentes acreditados en jurisdicción específica, que gestionan temas como la redacción de los estatutos o su registro.
Una empresa también tiene la posibilidad de mover su residencia al extranjero, de forma legítima, con el objetivo de evitar impuestos o regirse por un tipo de regulaciones más relajadas que las de su país de procedencia. Sin embargo, también se puede hacer un uso de estas con objetivos ilegales o que atentan contra el buen gobierno corporativo, como, por ejemplo, la evasión fiscal o el lavado de dinero.

Características de las sociedades offshore

Entre las características principales de las sociedades o empresas offshore, se encuentran las siguientes:

  • Tienen su sede establecida en paraísos fiscales
  • En el país en el que son constituidas, no llevan a cabo ningún tipo de actividad económica
  • El número de impuestos a pagar es muy reducido
  • Su creación es muy fácil, y el precio que desembolsan para su registro, muy bajo
  • No tienen el deber de presentar ningún tipo de cuentas anualmente, por lo que no poseen gastos de auditoría ni de contabilidad
  • No están obligados a realizar juntos de socios o de accionistas
  • Los costes de mantenimientos anuales que tienen son muy bajos

Tipos de sociedades offshore

Existen tres tipos de sociedades offshore:

  1. Corporaciones Internacionales de Negocios (Offshore IBC)
    Existen muchos Centros Financieros Offshore (CFO) o sociedades offshore que han adoptado leyes sobre IBC offshore.
    Entre las aplicaciones de este tipo, se encuentran las siguientes:
    - Una empresa confidencial para un holding internacional, que opera como una empresa matriz
    - Un modo favorable de inversión en el extranjero en el que hay confidencialidad
    - Un tipo de entidad con el objetivo de abrir una cuenta bancaria y adquirir una tarjeta de crédito
    - Un medio para las transacciones legales, como las inversiones inmobiliarias
    - Un instrumento para registrar un barco o un yate
    En este tipo de sociedad, los socios, miembros o directores pueden residir en cualquier lugar del mundo, y sus nombres no aparecen en ningún documento público ni en el registro en las autoridades locales. Además, los directores de esta pueden ser corporativos.
    En estas, no es necesaria la devolución anual ni auditoría, y toda la información financiera se conservan confidencialmente en la oficina de la compañía. Asimismo, está exenta de todo tipo de impuestos y derechos de timbre.
  2. Sociedad Limitada Privada o LTD
    Es necesario administrar y presentar una contabilidad LTD para la mejora de la reputación de la empresa, sobre todo a la hora de crear una cuenta bancaria para tu actividad empresarial.
    Este tipo de sociedades suelen estar exentas de pagar impuestos, especialmente las que se encuentran en territorios que poseen una legislación en la que hay impuestos territoriales, es decir, solo se deben pagar los impuestos que se adquieren en el país, pero los que se adquieren en el extranjero no. Para estos beneficios, es necesario que la contabilidad del negocio sea precisa y detallada.
    Las sociedades anónimas offshore tampoco tienen la obligación de pagar impuestos, y la responsabilidad limitada que tienen los socios se establece según el capital aportado. Estas no pueden llevar a cabo su actividad en el paraíso fiscal donde se ha registrado, y los dividendos se deberán depositar en el país donde se ingresa el dinero obtenido. Estas se dan de forma muy común en países fiscales como Belice, San Vicente o Costa Rica.

  3. Sociedades de Responsabilidad Limitada (LLC)
    Este tipo de sociedades, al establecerlas en el extranjero, poseen muchas ventajas a la hora de reducir el pago de impuestos. Tienen el beneficio de la responsabilidad limitada, pero poseen una división de ganancias como lo tienen las sociedades. De este modo, las ganancias obtenidas son divididas entre los socios dependiendo de su participación en el negocio.
    Si estos socios no son residentes fiscales o no están domiciliados en el territorio en el que se constituye la sociedad y la actividad empresarial se lleva a cabo fuera del mismo, ni la sociedad ni los socios están sujetos a pagar impuestos en esa jurisdicción.
    Las LLC son una mezcla entre sociedades de responsabilidad limitada o sociedades personales. Estas, al igual que las LTD, limitan la responsabilidad, pero en vez de posee una personalidad jurídica propia, son trasparentes fiscalmente. Esto significa que los ingresos son tratados fiscalmente como si fueran a ser recibidos por los dueños directamente, por lo se puede evitar pagar impuestos de dividendos y lo referente a la doble imposición, es decir, los impuestos de origen.

¿Cómo funcionan las sociedades offshore?

Las sociedades o compañías offshore son creadas para facilitar el comercio global. Esto permite a los clientes de estas el cierre de contrataos y ventas con una ventaja de reducción de impuestos internacionales y las obligaciones contables y de archivo.
El uso general que se le da a estas es el de medios de tenencia para poseer filiales mundiales. Las empresas offshore no si rigen por la legislación y estructura fiscal de su país de origen, sino que está sujeta a unas leyes y estructura fiscal favorables, que incitan la creación de este tipo de empresas.
Los países en los que se establecen este tipo de sociedades poseen un régimen que promueve la flexibilidad empresarial, por lo que las actividades que se dan en ellos son más indulgentes en materia de leyes comparados con los países desarrollados.
Las sociedades offshore son utilizadas para una gran cantidad de propósitos, de tipo comercial y privado. En la mayoría de casos son legítimos y beneficiosos económicamente, pero también se pueden realizar actos dañinos o criminales, como, por ejemplo, el lavado de dinero, evasión de impuestos o fraude.
Estas sociedades también se utilizan para la realización de transacciones comerciales, que van desde compañías holding genéricas hasta vehículos de cotización y empresas conjuntas. Asimismo, se les de un uso en relación con la riqueza privada, para la reducción de impuestos y la privacidad.
Existe poca información detallada respecto al uso de las compañías offshore, debido a que poseen una naturaleza opaca de gran parte del negocio y que, en muchos casos, se utilizan para garantizar la confidencialidad de un individuo o transacción. Por tanto, es muy difícil de encontrar datos acerca de estas.
Los usos más extendidos de estas son el de la disminución del pago de impuestos y la del arbitraje regulatorio. Sin embargo, otros usos que se realizan en estas sociedades, de forma legítima, son el de empresas conjuntas, vehículos que cotizan en bolsa, vehículos comerciales, financiación de Vehículos de Propósito Especial (SPV), sociedades de cartera y estructura de activos.

¿Cuáles son las ventajas y desventajas de las sociedades offshore?

Ventajas:

  • Exención en el pago de impuesto sobre los ingresos obtenidos en los territorios regidos por la jurisdicción del país extranjero
  • Costes y tarifas implicados en la actividad de la empresa offshore bajos.
  • Requisitos de los informes de cumplimiento mínimos
  • Flexibilidad empresarial: reglas mínimas de capitalización, mantenimiento bajo del capital, exención del pago de dividendos o nomas de asistencia financiera
  • Legislación fuerte de protección de activos locales: los beneficiarios son anónimos

Desventajas:

  • Mal uso de esta para la evasión de impuestos y la realización de transacciones ilegales, como la conservación de dinero no contabilizado
  • Dificultad de evaluación por parte de inversores debido a sus leyes desconocidas o difíciles de entender
  • Posibilidad de pérdida de beneficios disponibles en su país de origen
  • Revelación de documentos y datos de los paraísos fiscales, como en el caso de los papeles de Panamá

¿Cuál es la diferencia entre una sociedad offshore de una onshore?

La diferencia principal que existe entre sociedades offshore y sociedades onshore es que, en las primeras, la deslocalización comporta completar el trabajo en un país diferente.
Las compañías offshore poseen una serie de beneficios, tales como el registro rápido, ventajas financieras y de privacidad, requisitos financieros y de auditoría mínimos, nulo control monetario o facultad para el propietario de no residir en el país anfitrión de la empresa offshore.
A pesar de esto, también poseen desventajas, como una tarifa fija anual, requisitos obligatorios para la actividad comercial con el objetivo de no caer en categorías “restringidas” o la dificultad y el tiempo para encontrar una jurisdicción adecuada para la empresa. En estos casos, al contratar el servicio en una asesoría paraíso fiscal, se simplifica mucho el proceso.
Las compañías onshore, por su parte, tienen un proceso de incorporación más lento y complejo. Además, también tienen inconvenientes como la obligación de cumplir con las leyes y control estatal de su país de registro, ya que realizan la mayoría de su actividad empresarial en él, la menor confidencialidad en los detalles de identidad de los propietarios o la necesidad de una mayor cantidad de dinero para la contratación y capacitación de empleados.
Sin embargo, también poseen ventajas, como la reducción de barreras culturales y lingüísticas, la facilidad del proceso de comunicación o la monitorización de proyectos gracias a la igualdad de zona horaria.

¿En qué se diferencia un paraíso fiscal de un territorio offshore?

La diferencia principal se basa en la localización y lo impuestos. Un paraíso fiscal es un país en el que hay una reducción o exención de impuestos para los no residentes. Por su parte, un territorio offshore es un país que, independientemente de que tenga obligación o no del pago de impuestos, está fuera de la residencia fiscal habitual del contribuyente. Esto significa que, por ejemplo, si una persona es residente fiscal en España, puede constituir una sociedad en un territorio offshore con obligación del pago de impuestos (como Estados Unidos) o puede hacerlo en uno sin la imposición de pagar impuestos (como Belice).
En ambos casos, la localización fiscal se encuentra fuera del país de residencia (en este caso, España), pero habría una diferencia en el concepto del pago de impuestos. En el paraíso fiscal no tendría el deber de pagarlos, mientras que en el territorio offshore puede pagarlos o no.

 

¿Qué establece la legislación española sobre los paraísos fiscales?

En España, hay un par de elementos que tiene en cuenta la legislación para considerar o no a un país o territorio en su lista de paraísos fiscales:

  • Existencia de un convenio bilateral. Se trata de un acuerdo entre España y un territorio de nula o baja tributación, a través del cual se evita la doble imposición internacional, y que posee una cláusula para el intercambio informativo.
    Se excluye del listado al país o territorio que firme dicho convenio y con el que se produzca una reciprocidad efectiva de información tributaria.
  • Existencia de nula o baja tributación de impuestos o iguales o semejante al IRPF, al IS o al IRNR. Si no se posee este, se incluye en el listado

Asimismo, existen una serie de medidas de la administración española contra los paraísos fiscales, entre las que se encuentran las siguientes:

  • Modelo 720
    Este modelo fue creado para destapar posibles fraudes. Es una declaración informativa obligada para aquellos que sean titulares de rentas o bienes en el extranjero, y que posean un valor superior a 50.000€. Esta implica un duro régimen sancionador, ya que puedes ser amonestado con el pago de un mínimo de 1.500€ a un máximo de 10.00€, dependiendo de la existencia de un requerimiento previo de la Administración. S
  • Régimen de Transparencia Fiscal Internacional
    Este régimen se basa en que los contribuyentes que residen en España tienen la obligación de imputar en su base imponible la renta positiva que han obtenido a través de una entidad no residente en España en la que participen. Esto se da cuando:
    - La participación sea igual o mayor al 50% en capital, fondos propios, resultados o derechos de voto. Esto debe darse en la fecha fin de la actividad, de forma individual, con parientes o con entidades vinculadas.
    - Las rentas a imputar estén establecidas en el artículo 91.2 de la Ley del IRPF.
    - El nivel de la tributación de la sociedad no residente sea inferior al 75% del que correspondería con las normas del Impuesto sobre Sociedades
  • Control de las operaciones vinculadas
    Este tipo de operaciones son aquellas realizadas por personas físicas o jurídicas ente las que hay relaciones familiares o mercantiles, como las operaciones producidas entre entidades de un mismo grupo empresarial. Esto suele ocurrir una y otra firma offshore.
    Este se reguló para evitar el fraude a la hora de reducir el precio de las operaciones, sirviéndose de la relación que se producía entre los interesados. Para ello, se dispuso que estas debían ajustarse a los precios normales del mercado, a través del Modelo 323. Este es una declaración informativa de las operaciones que se realizan entre personas o entidades vinculadas, contribuyentes del IS o IRNR que han actuado a través de un establecimiento permanente o para entidades que se atribuyen rentas adquiridas en el extranjero, pero con presencia en España.

 

¿Cuándo un territorio es considerado un paraíso fiscal?

Según lo estipulado por la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE), existen cuatro elementos clave que establecen si la legislación de un país dispone un paraíso fiscal:

  1. Exención del pago de tributos o pago único de tributos nominales. Si no existen impuestos directos, pero sí directos, se tienen en cuenta los otros factores para identificar un paraíso fiscal.
  2. Falta de transparencia
  3. Prohibición del intercambio de información para propósitos fiscales con otros países, en relación a contribuyentes que gozan de los beneficios del paraíso fiscal
  4. Rebajas impositivas para los no residentes, aunque no lleven a cabo su actividad empresarial en ese país

 

Territorios considerados paraísos fiscales

Según la OCDE:

La Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE) publicó el 2 de noviembre de 2011 una lista de paraísos fiscales, que esta formada por los siguientes territorios:

  • Nauru
  • Niue
  • Andorra
  • Anguila
  • Antigua y Barbuda
  • Curazao
  • Aruba
  • Bahamas
  • Baréin
  • Belice
  • Bermudas
  • Chipre
  • Dominica
  • Gibraltar
  • Granada
  • Guernsey
  • Islas Cook
  • Isla de Man
  • Islas Caimán
  • Islas Marshall
  • Islas Turcas y Caicos
  • Islas Vírgenes Británicas
  • Islas Vírgenes de los Estados Unidos
  • Jersey
  • Liberia
  • Liechtenstein
  • Maldivas
  • Malta
  • Mauricio
  • Mónaco
  • Montserrat
  • Samoa
  • San Cristóbal y Nieves
  • San Marino
  • San Vicente y las Granadinas
  • Santa Lucía
  • Seychelles
  • Vanuatu

Según la UE:

La Unión Europea estableció, en diciembre de 2017, una “lista negra” de paraísos fiscales con el objetivo de evitar las prácticas de elusión fiscal. También publicó una “lista gris” de países fiscales que se comprometieron a regular sus normas de transparencia y cooperación fiscal.
En febrero de 2020, los países de la lista negra son los siguientes:

  • Samoa Americana
  • Aruba
  • Barbados
  • Belice
  • Bermudas
  • Dominica
  • Fiyi
  • Guam
  • Islas Marshall
  • Omán
  • Samoa
  • Trinidad y Tobago
  • Islas Vírgenes de los Estados Unidos
  • Emiratos Árabes Unidos
  • Vanuatu

Con respecto a la “lista gris”, los países que han accedido a la colaboración con las autoridades de la UE y la regulación de algunas materias tributarias son:

  • Albania
  • Anguila
  • Antigua
  • Armenia
  • Australia
  • Bahamas
  • Barbuda
  • Bosnia y Herzegovina
  • Botsuana
  • Cabo Verde
  • Costa Rica
  • Curazao
  • Esuatini
  • Islas Caimán
  • Islas Vírgenes Británicas
  • Jordania
  • Macedonia del Norte
  • Maldivas
  • Marruecos
  •  Mauricio
  • Mongolia
  • Montenegro
  • Namibia
  • Nauru
  • Niue
  • Palaos
  • San Cristóbal y Nieves
  • Santa Lucía
  • Serbia
  • Seychelles
  • Tailandia
  • Turquía

A pesar de estas listas, ciertos activistas las han tachado como un “lavado de cara”, y han reclamado la introducción en ellas de territorios, miembros de la UE, donde se practica la elusión fiscal, tales como Malta, Irlanda, Luxemburgo o Países Bajos. El caso excepcional de Panamá, famoso por el caso de los “papeles de Panamá” tiene una dificultad. Esto es debido a que se retiró de la lista de paraísos fiscales de la UE, pero algunos Ministros de Economía de esta organización sí que le determinan como tal.

Según la legislación española:

El artículo 1 del Real Decreto 1.080/1991, de 5 de julio de 1991, establece una lista de territorios y países considerados paraísos fiscales para la legislación española.
Además de esto, en 2017, se publicó una “lista negra” y una “lista gris” de estos, por parte del Ministerio de Hacienda español.
La lista del Real Decreto abarca los siguientes países y territorios:

  • Anguila
  • Reino Unido
  • Antigua y Barbuda
  • Neerlandesas (Curazao, y San Martín)
  • Países Bajos
  • Reino de Baréin
  • Bermudas
  • Reino Unido
  • Estado de Brunéi Darussalam
  • República de Dominica
  • Fiyi
  • Gibraltar, Reino Unido
  • Granada
  • Isla de Guernsey
  • Isla de Jersey (Islas del Canal), Reino Unido
  • Islas Caimán, Reino Unido
  • Islas Cook, Nueva Zelanda
  • Islas Malvinas, Reino Unido
  • Isla de Man, Reino Unido
  • Islas Marianas del Norte, Estados Unidos
  • Islas Salomón
  • Islas Turcas y Caicos, Reino Unido
  • Islas Vírgenes Británicas, Reino Unido
  • Islas Vírgenes de los Estados Unidos, Estados Unidos
  • Reino Hachemita de Jordania
  • República Libanesa
  • República de Liberia
  • Principado de Liechtenstein
  • República Popular China Macao, China
  • Mauricia
  • Principado de Mónaco
  • Monserrat, Reino Unido
  • República de Nauru
  • Sultanato de Omán
  • San Vicente y las Granadinas
  • Santa Lucía
  • República de Seychelles
  • República de Vanuatu

En el artículo 2 del mismo Real Decreto, se dispone que: “Los países y territorios a los que se refiere el artículo 1 que firmen con España un acuerdo de intercambio de información en materia tributaria o un convenio para evitar la doble imposición con cláusula de intercambio de información dejarán de tener la consideración de paraísos fiscales en el momento en que dichos convenios o acuerdos entren en vigor”. Los países que han dejado de ser considerados como paraísos fiscales por la firma de este acuerdo son:

  • Andorra
  • Antillas Neerlandesas (Bonaire, Isla de Sana y San Eustaquio), Países Bajos
  • Aruba, Países Bajos
  • Bahamas
  • Barbados
  • República de Chipre
  • Emiratos Árabes Unidos
  • Hong Kong, China
  • Jamaica
  • Gran Ducado de Luxemburgo
  • República de Malta
  • República de Trinidad y Tobado
  • República de Panamá
  • República de San Marino
  • República de Singapur

Otros paraísos fiscales

  • Estados Unidos
    Este país cuenta con leyes que permiten la exención de impuestos en algunos estados, como Delaware, Wyoming o Nevada. Esta exención se da para sociedades limitadas (LLC) para extranjeros no residentes., siempre que no se establezcan de forma física en el país.
  • Reino Unido
    Reino Unido es considerado un paraíso fiscal para aquellas personas que poseen un domicilio en el extranjero, aunque sean residentes en el territorio, ya que domicilio y residencia son conceptos legales diferentes en Reino Unido. El beneficio que poseen es que no pagan impuestos sobre los ingresos que no se hayan remitido al país, al igual que en Irlanda
  • Suiza
    Este territorio es calificado como paraíso fiscal para los extranjeros que se convierten en residentes del país, después de establecer la cantidad de ingresos que está sujeto a impuestos con el cantón en el que vivirán.
  • Hong Kong y Macao
    Son países que podrían ser considerados paraísos fiscales ya que poseen impuestos muy bajos o incluso nulos
  • Uruguay
    Este país posee una política de exención fiscal y secreto bancario, con el fin de atraer inversiones. Sin embargo, se aprobó una reforma tributaria con IRPF, se eliminaron las SAFI y se comprometió a cumplir con el estándar tributario de la OCDE.
  • Isla de Pascua, Chile
    Esta se ha calificado como paraíso fiscal debido a la constitución del domicilio de varias empresas en la misma, aunque no residieran ahí, para obtener ventajas de la exención tributaria que posee el territorio.

 

Telf. 91 445 86 32
Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.
C/ General Alvarez de Castro, 41 Madrid, 28010

 

ASESORIA CONTABILIDAD

DECLARACION DE LA RENTA

REGISTRO MARCA

LICENCIAS DE APERTURA

DOMICILIACION DE EMPRESAS