No existe un mínimo establecido en ingresos para que un trabajador tenga que darse de alta como autónomo, el alta como autónomo se basa en la habitualidad, es decir, aquellos que realicen una actividad profesional de forma habitual, personal y directa a título lucrativo.

Es decir, explicado mejor deben darse de alta aquellos que presten servicio de manera personal y con carácter lucrativo y, además, produzcan bienes para un tercero de forma habitual y con continuidad.

Lo más recomendable es darse de alta como autónomo cuando se inicia una actividad profesional para evitar posibles multas y sanciones.

alt

 

Fuente: Cinco días. www.cincodias.com

ASESORIA CONTABILIDAD

DECLARACION DE LA RENTA

REGISTRO MARCA

LICENCIAS DE APERTURA

DOMICILIACION DE EMPRESAS